Ver orangutanes en Borneo: excursión en klotok por Tanjung Puting

Borneo es una de las islas más grandes del mundo y su territorio se divide entre los países de Indonesia, Malasia y Brunei. Justo al sur de esta isla, en territorio indonesio, se encuentra el Parque Nacional de Tanjung Puting, hogar de miles orangutanes y una de las mejores cosas que ver en la isla de Borneo.

La excursión en barco klotok por la selva de Borneo es sin duda uno de sus mayores atractivos y desde luego no nos decepcionó, fue una experiencia inolvidable. En esta guía intentaré transmitirte lo mucho que nos cautivó Tanjung Puting, todos los detalles de esta excursión para ver orangutanes en Borneo, consejos a tener en cuenta y cómo fue nuestra experiencia día a día.

Hembra de orangutan adulto sujeto a un arbol de la selva de Tanjung Puting
Orangután en Tanjung Puting, Borneo

El Parque Nacional de Tanjung Puting

Desde hace años la población de orangutanes está cayendo de forma alarmante en todo el mundo, amenazada principalmente por las grandes plantaciones de aceite de palma. Estas plantaciones generan mucho dinero, pero por desgracia, arrasan con la selva y comprometen el hábitat no solamente de los orangutanes, sino también de otras muchas especies de esta zona.

El Parque Nacional de Tanjung Puting, se estableció con el objetivo de proteger la población de orangutanes y monos narigudos de Borneo, así como todas las demás especies que habitan esta zona. Hoy día el parque alberga la mayor población de orangutanes del mundo.

Además, Tanjung Puting cuenta con algunos campamentos de rehabilitación, donde se llevan a cabo diferentes labores para el cuidado y protección de los orangutanes que se encuentran en estas áreas en semi-libertad. Suelen ser ejemplares que han perdido su hábitat, que han sido heridos, víctimas de tráfico ilegal, entre otras.

Una de las tareas de estos campamentos consiste en proporcionarles una “ayuda” en su alimentación.  Siempre les dan lo mismo, plátanos y en poca cantidad, precisamente porque es insuficiente para ellos y así se ven obligados a buscar el resto de comida por sí mismos y pueden aprender a desenvolverse.

Vistas del rio y la selva de Tanjung Puting en Borneo durante nuestro viaje a Indonesia por libre
Vistas del río y la selva de Tanjung Puting durante nuestro viaje a Indonesia por libre

Cómo llegar a Tanjung Puting para ver orangutanes

Actualmente la única forma de acceder a Tanjung Puting es a través del río Sekoyer, por el puerto de Kumai. Lo más común es contratar una excursión de 2-4 días en klotok, una embarcación típica de Indonesia en la que te alojas durante estos días, mientras recorres la fantástica selva de Tanjung Puting.

También hay un pequeño porcentaje de visitantes que en vez de dormir en el klotok lo hacen sobre tierra (en Kumai) y llegan al parque en una pequeña barca rápida. Esto solamente lo vi en el campamento más cercano a la entrada del parque, desconozco si también llegan a los demás.

De todas formas, en mi opinión la excursión en klotok es un imprescindible si vas a ver orangutanes en Borneo, con todas sus letras. Alojarte en el barco permite disfrutar mucho más del paisaje, su flora, su fauna y descubrirlo todo a tu ritmo. Sobre todo, no puedes perderte las noches en la jungla, sus sonidos, las luciérnagas… dormir y despertarte en Tanjung Puting es realmente mágico.

Vistas de un klotok navegando en la entrada al Parque Nacional de Tanjung Puting al inicio de nuestra excursion para ver orangutanes en Borneo
Klotok navegando en la entrada del Parque Nacional Tanjung Puting

Excursión en klotok para ver orangutanes en Borneo

Esta experiencia empieza en el puerto de Kumai, donde embarcamos en el klotok y ponemos rumbo al Parque Nacional de Tanjung Puting. Durante la excursión el klotok va recorriendo el parque parando en los 3 campamentos principales, en los que bajaremos a tierra para poder llegar hasta los puntos de alimentación y ver a los orangutanes de Borneo.

El tiempo restante permanecemos en el klotok, donde también comemos y dormimos. La tripulación del barco prepara la comida, abundante y variada, no tienes que preocuparte por eso. Yo suelo ser un poco delicada en ese aspecto y aseguro que comí muy bien.

En nuestro caso hicimos el tour privado de 3 días y 2 noches en klotok, con un guía que hablaba español. También es posible compartir el klotok, una opción un poco más económica, pero sin mucha diferencia. Este fue nuestro planning:

Día 1:

  • Observación de fauna desde el klotok: monos narigudos, macacos, aves de colores, etc.
  • Visita del 1r campamento Tanjung Harapan
  • Trekking para ver animales nocturnos (30-40min, fácil y sin desnivel)

Día 2:

  • Visita 2º campamento Pondok Tanggui
  • Visita 3r campamento Camp Leakey
  • Observación de fauna desde el klotok
  • Vista de luciérnagas desde el klotok

Día 3:

  • Visita de una aldea tradicional (no lo hicimos porque nuestro vuelo salía antes)
  • Vuelta al puerto de Kumai

Por nuestra experiencia diría que esta actividad es apta para cualquier persona que no tenga dificultades de movimiento. Coincidimos con otras parejas, familias con niños pequeños, grupos de amigos e incluso personas de unos 65 años (a mi percepción). Aunque por supuesto, esto también depende de cada persona.

La contratación de esta excursión incluye todo lo que necesitarás una vez en Borneo: los traslados al aeropuerto, la entrada al Parque Nacional, comida y bebidas (agua y algún refresco), el guardabosques necesario en alguna de las actividades y toda la tripulación del barco: capitán, ayudante, cocinero/a y guía. Una vez allí no tienes que pagar nada más.

Si te gustaría vivir esta experiencia, puedo ponerte en contacto con la misma agencia local que contraté yo, a un buen precio y con guías que hablan español. Es importante reservar con antelación, sobre todo si viajas en temporada alta y para evitar perder tiempo una vez allí. ¡Pregúntame lo que necesites!

Yo sentada en nuestro klotok de la excursion para ver orangutanes en Borneo contemplando las vistas del rio y la selva de Tanjun Puting
Disfrutando de las vistas desde nuestro klotok

Cómo es un klotok, la embarcación típica de Indonesia

Esta embarcación tiene 2 plantas, de las cuales la tripulación ocupa la inferior. Están pendientes de cualquier cosa que necesitemos, pero siempre respetando nuestro propio espacio.

Los visitantes nos alojamos en la planta de arriba, que está semi descubierta y dispone de unos toldos laterales que pueden bajarse en caso de lluvia. Esta zona cuenta con 2 sillones para poder contemplar el paisaje, un colchón que por la noche cubren con una mosquitera y una mesa con sillas, que es donde comemos.

También disponemos de un baño exclusivo para nuestro uso, simple pero suficiente. Tiene un wc con un cubo de agua que utilizamos como cisterna y una ducha de la que sale muy poquita agua (fría, pero bien), suficiente para refrescarse.

Generalmente los klotoks son todos bastante similares en cuanto a características, pero en función del tamaño del grupo, pueden ser un poco más grandes.

Jordi en nuestro klotok de la excursion para ver orangutanes en Borneo y el puerto de Kumai al fondo
Nuestro klotok y el puerto de Kumai al fondo

Consejos para ver orangutanes en Borneo y para la excursión en klotok

  • Ropa: por mi experiencia, como más cómoda fui por la selva fue con pantalones largos finos de trekking y camiseta de manga corta, a poder ser de colores claros para no atraer mosquitos. También recomiendo llevar pantalones cortos para estar por el klotok y una chaquetita fina, por si refresca durante la noche.

  • Calzado: zapatillas de trekking o normales y chanclas para la ducha y estar por el klotok.

  • Toalla, jabón y champú: en el klotok no hay, debes traerlos para poder ducharte.

  • Comida y bebidas: en el klotok te sirven desayuno, comida, merienda y cena. Te darán todo el agua que necesites, café y por la tarde un refresco (en nuestro caso cocacola). No es necesario traer nada, pero si necesitas algo específico, tráelo contigo. Y si requieres algún tipo de dieta especial, recuerda comentarlo en el momento de la contratación y dejarlo todo claro, para asegurar que lo gestionan correctamente.

  • Antimosquitos: en Borneo no nos picó ni uno gracias al antimosquitos. Principalmente lo necesitarás al entrar en la selva, pero recomiendo utilizarlo también en el klotok.

  • Crema solar y gorra: el sol pega bien, aunque tanto en el klotok como en la selva hay sombra.

  • Baterías externas: a tener en cuenta que los enchufes del klotok solo funcionan mientras el motor está en marcha, por lo que no siempre podrás cargar los dispositivos. En nuestro caso solamente teníamos que cargar móviles y no fueron necesarias, pero es bueno considerarlo.

  • Sobre la mochila/maleta: puedes llevar cualquiera, no habrá problema.

  • Seguro: siempre es esencial llevar un seguro y más en zonas rurales como esta.

¿Cuándo ir a Borneo?

Para hablar de la mejor época para viajar a Borneo, debemos considerar que es una de las islas más grandes del mundo, por lo que el tiempo puede variar según la zona. En general el clima es cálido y húmedo, y las lluvias se extienden todo el año, sin estaciones definidas. Sin embargo, hay algunas variaciones según las diferentes zonas.

Si hablamos de la parte de Kalimantan, donde se encuentra Tanjung Puting, los meses más secos son generalmente de junio a septiembre, aunque también pueden traer algunas lluvias puntuales. Los meses de octubre a mayo suele llover más, siendo los más intensos entre noviembre y febrero, los cuales evitaría.

Respecto al Borneo malayo, distinguimos entre la costa oeste, donde los meses menos lluviosos son de marzo a septiembre y la zona del norte de Brunei y costa este, donde los menos lluviosos son febrero, marzo y abril.

Orangutan subido a un arbol en el Parque Nacional de Tanjung Puting en Borneo
Orangután en la selva de Tanjung Puting de Borneo

¿Hay riesgo de malaria en Borneo?

Primero de todo, aclarar que no soy ninguna experta en este tema, ni mucho menos. La intención de este apartado es simplemente explicar mi experiencia, por si te puede servir de ayuda, ya que es un tema que a mí me preocupaba.

Por una parte, en el centro de vacunación nos indicaron que para ir a Indonesia no era necesario tomar el tratamiento de prevención de la Malaria, aunque no nos preguntaron a qué islas viajábamos concretamente.

Por otra parte, yo que soy un poco paranoica con estos temas, pregunté a un amigo médico que me proporcionó esta web oficial fiable. Aquí sí que diferencian el riesgo de transmisión por zonas, y lo que decía cuando nosotros la consultamos, era que Borneo sí que era una zona con riesgo de transmisión.

Una vez recabada esta información, teniendo en cuenta que solamente pasaríamos 3 días en Borneo y que llevaríamos un antimosquitos potente que nos echaríamos a consciencia, lo que decidimos nosotros fue no hacer el tratamiento preventivamente. Lo que sí que hicimos fue llevarnos el medicamento específico desde España, por si acaso una vez allí presentábamos síntomas en algún momento.

De todas formas, insisto en que esto es una cuestión muy personal y depende de la situación de cada persona, además de que el riesgo de transmisión por malaria puede cambiar con el tiempo. Así que lo que yo recomiendo, es siempre consultar a tu especialista y al centro de vacunación internacional, informarte bien en fuentes fiables y valorarlo por tu cuenta una vez dispongas de toda la información.

Turismo responsable en Tanjung Puting (y cualquier otro sitio)

Practicar un turismo responsable vendría a ser otro consejo, pero he querido dedicarle un pequeño apartado a este tema tan importante. Por desgracia es algo que no todo el mundo tiene en cuenta, muchas veces por desconocimiento.

Durante nuestro tour para ver orangutanes en Borneo, presenciamos alguna mala práctica que compromete el cuidado de este parque natural. Por ejemplo, uno de los demás guías tirando una colilla al río, o uno de los turistas que en una ocasión persiguió a un orangután para poder grabarlo, invadiendo su espacio.

Es importante que nuestro paso por Tanjung Puting deje la mínima huella posible, para que pueda conservarse muchísimos años igual o mejor. Y que si presenciamos cualquiera de estos comportamientos lo avisemos, porque no siempre se tiene consciencia del impacto que puede tener.

Destaco estos puntos principales a tener en cuenta, pero seguro que hay muchísimos más:

  1. Respetar a los animales: debemos mantener las distancias y observarlos en silencio. Si tenemos que hablar que sea bajo.
  2. Minimizar nuestros residuos y no tirarlos ni en la selva ni en el río.
  3. Si nos duchamos en el klotok, usar jabón y champú orgánico, ya que el agua va a parar directamente al río.
Varios orangutanes comiendo platanos en la plataforma de uno de los campamentos de Tanjung Puting
Orangutanes comiendo plátanos en la plataforma de uno de los campamentos

Nuestra experiencia del tour para ver orangutanes en Borneo

A continuación te explico cómo fue nuestra experiencia día a día con esta excursión en klotok. Estoy segura de que estos detalles te serán útiles y quizá puedan resolver posibles dudas. De no ser así, recuerda que puedes consultarme.

Vuelo a Borneo, para ver orangutanes

Son las 4.30h de la mañana cuando nos despierta el teléfono de nuestro hotel de Yakarta. El recepcionista nos informa de que nuestro taxi está esperando abajo. No puede ser… ¡nos hemos dormido! Nos levantamos de un salto. Hoy a las 5.45h sale nuestro vuelo hacia Borneo. Llevo años soñando con esto así que no pienso perder ese vuelo. Corriendo nos vestimos y cerramos las maletas, guardándolo todo a montones.

En 5 minutos nos plantamos en la recepción y en 15 más al aeropuerto. Al final llegamos bien de tiempo, así que facturación, check-in, vuelo en hora y en un abrir y cerrar de ojos aterrizamos en Borneo.

Se trata de un aeropuerto muy pequeño. Nada más salir del avión ya estoy emocionada, el paisaje que lo rodea es precioso. Salimos y ahí nos espera el taxi con nuestro nombre, que nos llevará al puerto de Kumai para encontrarnos con nuestro guía.

El tour empieza a las 10h así que antes tenemos tiempo de dar una vuelta por los alrededores. Recorremos alguna de sus calles y visitamos el mercado. La gente nos saluda por la calle y nos sorprende que algunos padres nos pidan que nos hagamos fotos con sus niños.

5 mujeres en sus puestos del mercado de Kalimantan Central
Mercado Kalimantan Central

Embarcamos en nuestro klotok

Al rato volvemos al punto de salida y embarcamos en nuestro klotok. Nos presentan a la tripulación que nos acompañará y no tardamos en ponernos en marcha. El guía nos explica qué haremos durante los siguientes días mientras nos adentramos en Tanjung Puting y el río va estrechándose poco a poco.

Esto acaba de empezar y ya es una pasada. La selva de diferentes verdes intensos se extiende a lo largo de ambos lados del río y su fascinante sonido nos envuelve. Nos relajamos y disfrutamos del impresionante paisaje que nos rodea, acompañados de la suave brisa.

Tanjung Harapan, primera parada de la excursión para ver orangutanes

Tan relajada estaba que me quedé dormida y me despierta el ruido de los platos, la comida está aquí. Me sorprende muy gratamente, tenemos pescado, arroz, mie goreng, tofu rebozado y fruta de postre. Estaba todo buenísimo. Sin casi darnos cuenta, nuestro klotok se detiene en el primer campamento. ¡Ha llegado el momento!

Nos dirigimos hacia la zona donde alimentan a los orangutanes. Mientras caminamos ya tenemos la suerte de ver nuestro primer orangután, colgado en lo alto de un árbol. Es increíble. Lo miramos embelesados y él también nos contempla desde arriba. Qué paz. No puedo dejar de hacer fotos y cuando por fin se mueve, parece que él sí se ha cansado de mirarnos, porque poco a poco desaparece entre los árboles.

Vista desde abajo de nuestro primer orangutan en Borneo de camino al punto de alimentacion
Observando nuestro primer orangután de camino al punto de alimentación

Con mayor emoción que antes, seguimos andando hasta llegar al punto de comida y nos sentamos en los bancos, detrás de la zona acordonada. Al poco rato llega el ranger con los plátanos y al momento percibimos el movimiento en las copas de los árboles. Algún orangután empieza a aparecer moviéndose de rama en rama entre los árboles. Son impresionantes, no me decido entre hacer fotos y disfrutar de este momento.

Cada vez van apareciendo más, no solamente en la plataforma donde está la comida, sino también alrededor de toda esa zona de selva. Llega un momento que estamos rodeados de ellos, se mantienen apacibles en lo alto de los árboles. Alguno baja casi a ras de suelo y nos permite contemplarlo desde cerca, es una pasada.

Orangutan erguido a ras de suelo contemplandonos
Orangután a ras de suelo nos permite contemplarlo desde cerca

Después de un rato disfrutando de este espectáculo y de hacer muchísimas fotos emprendemos la ruta de vuelta al klotok, donde ya nos espera la merienda: banana frita y 2 refrescos. Con el calor que hacía en la selva se agradecen muchísimo.

Trekking nocturno por Tanjung Harapan

Pasamos un rato relajándonos en nuestras butacas, mientras el paisaje nos deleita. Poco a poco el sol se va despidiendo hasta que nuestro guía nos avisa de que nos preparemos para el paseo nocturno. Se trata de una pequeña excursión de unos 40 minutos por camino llano, para poder observar algunos animales nocturnos. En esta ocasión, por seguridad, también nos acompaña un guardabosques.

Admito que inicialmente me siento inquieta, pero a medida que avanzamos y nos encontramos con más visitantes me relajo y disfruto del paseo. Vemos diferentes aves, tarántulas, algún otro tipo de araña y una serpiente. Al poco rato volvemos al klotok, en el que ya tenemos nuestra cama hecha con la mosquitera preparada.

Aprovechamos para darnos una ducha. Nos ponemos el pijama y en unos minutos nos sirven la cena, deliciosa también. Disfrutamos de la comida y de este momento de paz. A eso de las 20.30h nos acostamos y no tardamos en dormirnos, con el sonido de la selva de fondo.

Jordi en nuestro klotok y detrás nuestra cama con la mosquitera ya preparada porque ha anochecido
Nuestra cama preparada con la mosquitera

Segundo campamento: Pondok Tangghi

Nos despertamos habiendo dormido de maravilla. El klotok ya está en movimiento rumbo al segundo campamento. Nos traen el desayuno: huevo, tostadas con mermelada, fruta, zumo y café. Desayunamos con tranquilidad y disfrutando de la brisa matutina. La verdad es que en el klotok se está de lujo y más todavía cuando está en movimiento. El único momento en el que pasamos calor fue cuando estábamos en la selva.

En unas horas bajamos de nuestra casita flotante y nos encaminamos hacia la zona de alimentación, tardamos unos 20 minutos en llegar. Al rato aparece el ranger y aunque esta vez los orangutanes tardan más, acaban apareciendo.

Un orangutan con su cria abrazada moviendose entre las ramas de los arboles de Tanjung Puting
Orangután con su cría moviéndose entre las ramas de los árboles

No hay tantos como en el primer campamento, pero no dejamos de sentirnos muy afortunados de poder verlos. Entre ellos una madre con su cría, adorables. Y después, por el mismo camino que habíamos venido aparece un macho adulto pasando por en medio de la gente (que nos vamos apartando) hasta llegar a la plataforma. Una brutalidad poder verlo tan de cerca.

Varios plátanos después este orangután decide irse y, en vez de hacerlo escalando los árboles como los demás, lo hace por donde ha venido, pasando entre algunas personas. Éstas lógicamente se apartan, pero un chico en particular se pone a perseguirlo, acercándose demasiado para poder grabarlo. Los guías advierten sobre la importancia de no hacer esto. Los orangutanes son aparentemente pacíficos, pero son animales salvajes y debemos respetar su espacio.

Orangutan macho adulto volviendo de la plataforma de alimentacion de uno de los campamentos
Orangután adulto volviendo de la plataforma de alimentación

Camp Leakey: tercer y último campamento

Llegamos de nuevo al klotok y nos ponemos en marcha hacia el tercer y último campamento. El paisaje ha cambiado un poco, el río pasa de ser marrón a negro y las vistas son aún más alucinantes. Esta experiencia está siendo tan bonita que ojalá pudiese guardar todo lo que veo y estoy sintiendo en algún sitio.

Después de comer y tras otro ratito de descanso llegamos a Camp Leakey. Mientras andamos hacia el punto de alimentación nos damos cuenta del movimiento de algunos árboles, causado por el paso de algún orangután, aunque no llegamos a verlo con claridad.

Nosotros debajo del cartel de la entrada al campamento Camp Leakey una de las visitas de la excursion para ver orangutanes en Borneo
Entrada al campamento Camp Leakey

En cuanto llegamos al punto de comida van apareciendo más ejemplares, entre ellos varias madres con sus crías y otro macho adulto de tamaño grande que, pasando por encima de los bancos donde la gente suele sentarse, se dirige también hacia la plataforma.

Por muchos orangutanes que veamos, esto no deja de impresionarme. Aprovechamos al máximo los últimos momentos de nuestra visita, hasta que llega la hora de volver y nos despedimos de estos seres tan especiales.

Orangutan y su cria jugando colgados de un arbol en el campamento Camp Leakey
Orangután y su cría jugando en Camp Leakey

Rumbo a Kumai, rodeados de luciérnagas

Cuando llegamos al barco está empezando a llover y a los pocos minutos está cayendo una buena. En estos casos bajan los toldos laterales y frontal del klotok, para protegernos del agua. Parece mentira lo sencillas que son estas embarcaciones y lo bien apañadas que están.

Disfrutamos de la merienda, boniato frito y cocacola. Nuestro vuelo sale mañana a las 7.30h, así que debemos poner rumbo a la entrada del parque, para mañana estar más cerca del puerto de Kumai. Tenemos unas 4 horas por delante.

Normalmente en el tour recomiendan coger el siguiente vuelo, para poder visitar por la mañana alguna de las aldeas de Tanjung Puting. Pero en nuestro caso decidimos tomar el primero para llegar antes a Semarang y poder hacer ruta hacia Yogyakarta.

Pronto deja de llover y el cielo se despeja. Continuamos nuestro pequeño crucero contemplando la flora y la fauna que nos rodea. En una ocasión vemos un cocodrilo, que rápidamente se sumerge por el ruido del klotok. También avistamos muchísimos monos narigudos, macacos y varios tipos de aves coloridas.

Mono narigudo entre los arboles que avistamos desde nuestro klotok de la excursion para ver orangutanes en Borneo
Vistas de un mono narigudo desde el klotok

Nos damos una ducha refrescante y después disfruto de un rato de lectura mientras los colores del atardecer van asomando. Voy sintiendo el final de esta gran aventura.

Ha anochecido y seguimos navegando cuando nos damos cuenta del maravilloso espectáculo que nos rodea. La selva a ambas orillas del río está llena de luciérnagas. En mi vida había visto luciérnagas y ver todo el paisaje lleno de pequeños puntitos de luz intermitentes, cual árbol de navidad, me emociona. Nunca había visto algo tan mágico. Fue la despedida perfecta.

Pronto llega nuestra cena y la disfrutamos acompañados de este maravilloso entorno. Después de apañar las maletas, nos metemos dentro de nuestra mosquitera y a descansar. Esta es nuestra última noche en el klotok.

Nuestra cena de varios platos locales y fruta en el klotok
Nuestra cena en el klotok

Fin de la excursión en klotok para ver orangutanes en Borneo

Hoy nos despierta el sonido del klotok que ya está en marcha hacia el puerto de Kumai. Nos vestimos y cerramos nuestras maletas. Al llegar a puerto nos despedimos de nuestro guía y la tripulación, les damos las gracias por estos magníficos días y por habernos cuidado tantísimo.

Miro a lo lejos la entrada al parque nacional y una última vez nuestro klotok, intentando que todo quede grabado en mi cabeza y deseando no haberme dejado nada por vivir. Y nos encaminamos hacia el taxi que nos está esperando, para llevarnos de nuevo al aeropuerto.

Nos vamos un poquito tristes por tener que dejar todo esto atrás, pero con emoción por el resto de viaje que tenemos por delante. Solamente espero poder volver algún día aquí y que todo siga igual. Tanjung Puting es un tesoro que debe permanecer intacto.

Nosotros junto a la tripulacion del barco de la excursion para ver orangutanes en Borneo
La tripulación de nuestro klotok

Esta fue nuestra experiencia en Borneo. Espero que este pequeño relato te haya transmitido, al menos, un pedacito de la magia que sentimos durante esos días, así como que toda la información te sea útil. Si tienes cualquier duda o aportación, te animo a escribirla en los comentarios.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio